archivo de blogs

jueves, febrero 02, 2006

A propósito de las caricaturas de Mahoma

Hay un gran revuelo en la red con este motivo. Una norma clara de la moral cristiana es: no quieras para los demás lo que no quieras para tí. Bastante sufrimos los cristianos viendo el modo blasfemo con que son tratados en algunos medios de los países occidentales Jesucristo, su Iglesia, el Papa. Por tanto, si un musulmán se siente herido por una representación de Mahoma, no aprobaré esa acción, la lamento. Ojalá (frase árabe que significa "Dios lo quiera") haya un sentimiento recíproco en todo el mundo islámico respecto al cristianismo y ojalá rectifique toda la cultura laica occidental respetando la libertad religiosa de los ciudadanos.

No hay comentarios: