archivo de blogs

lunes, febrero 13, 2006

El mal social del odio contra la religión

El reciente debate en el Reino Unido sobre un nuevo proyecto contra "el odio de religión" vuelve a poner el tema sobre el tapete. El gobierno inglés ha sufrido una derrota parlamentaria ante su proyecto, pero las escaramuzas entre partidos políticos no deben ocultar las razones permanentes que justifican las medidas legales en la vida de una sociedad. Nadie se extraña de que se tomen medidas públicas, en casi todos los países, para reducir los males de la xenofobia, de la violencia de género, de la discriminación de minorías, de la apología del terrorismo. ¿Porqué extrañarse ante la idea de que el odio cultivado contra la religión, en general, o contra una religión concreta siempre es un mal social?

No hay comentarios: