archivo de blogs

martes, enero 31, 2006

La sorpresa de Joseph Ratzinger

Pablo Blanco, teólogo de la Universidad de Navarra, escribe: "Nadie se lo podía imaginar. Después de unos meses de espera, sobre los que el pontífice alemán ha ironizado al referirse a los problemas de traducción, aparece esta primera encíclica. Tan sólo era predecible por los adelantos que hizo el mismo Benedicto XVI. Quien tenía una imagen severa del antiguo prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe (la de Panzerkardinal y Gran Inquisidor) podrá ahora contrastarla con este nuevo texto. Ratzinger desarmó ya a la opinión pública con las primeras imágenes de su pontificado, en las que aparecía como un hombre tranquilo y lleno de paz. Después ha convertido la plaza de San Pedro en una inmensa aula (la inmensa Pablo VI se ha quedado pequeña), donde el profesor alemán daba sus clases sin apenas leer los papeles y con las gafas apoyadas en la punta de la nariz".
Lea en la web unav

Publicado en: La Gaceta de los Negocios (Madrid)

No hay comentarios: